Las palabras de amor con las que una mamá y un papá nombran a su bebé, son música, poesía, consuelo, contención, alegría… Son el mejor cuento que puedan contarle.

El corazón de los padres cuando miran a su hijo, lo abrazan, lo arrullan o juegan con él suele desbordarse en susurros, onomatopeyas y, por supuesto, palabras: Mi manzanita, mi duende, mi ángel, mi estrella, mi sol... Mi amor.

En este original álbum de cartón fino, cada página contiene un dibujo a„ todo color, de líneas muy simples con un agujero en el medio para que el bebé pueda asomar su carita. Por ejemplo, si los padres llaman al niño “Tú eres mi flor perfumada”, el pequeño podrá colocar su rostro dentro del hueco que hay en la flor. Además, podrá también jugar con sus padres a esconderse y reaparecer, uno de sus entretenimientos preferidos a estas tempranas edades.

Juntos, página a página, los adultos pueden contarle al bebé cuánto le quieren y divertirse con ese vaivén amoroso.

Por fin llega la sorpresa final ¡Un espejo en el cual el niño se puede mirar, admirar y descubrirse!

Un libro caricia, mimo, dulzura... Fuente de ternura que nutre y enriquece, imprescindible en todos los corazones y en cada hogar.

 

FICHA:

 

Formato: Alto: 25 cm. Ancho: 22 cm.
Nº págs.: 26

Tú eres - Atelier Saje

$3.030
¡Es el último en Stock!
Tú eres - Atelier Saje $3.030
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Grendelia Carlos Calvos 4300, esquina Muñiz - Boedo, CABA - Horarios: Lunes a Viernes de 10:30 a 14:00 y de 16 a 19:00. Sábados de 10:30 a 14:00

    Gratis

Las palabras de amor con las que una mamá y un papá nombran a su bebé, son música, poesía, consuelo, contención, alegría… Son el mejor cuento que puedan contarle.

El corazón de los padres cuando miran a su hijo, lo abrazan, lo arrullan o juegan con él suele desbordarse en susurros, onomatopeyas y, por supuesto, palabras: Mi manzanita, mi duende, mi ángel, mi estrella, mi sol... Mi amor.

En este original álbum de cartón fino, cada página contiene un dibujo a„ todo color, de líneas muy simples con un agujero en el medio para que el bebé pueda asomar su carita. Por ejemplo, si los padres llaman al niño “Tú eres mi flor perfumada”, el pequeño podrá colocar su rostro dentro del hueco que hay en la flor. Además, podrá también jugar con sus padres a esconderse y reaparecer, uno de sus entretenimientos preferidos a estas tempranas edades.

Juntos, página a página, los adultos pueden contarle al bebé cuánto le quieren y divertirse con ese vaivén amoroso.

Por fin llega la sorpresa final ¡Un espejo en el cual el niño se puede mirar, admirar y descubrirse!

Un libro caricia, mimo, dulzura... Fuente de ternura que nutre y enriquece, imprescindible en todos los corazones y en cada hogar.

 

FICHA:

 

Formato: Alto: 25 cm. Ancho: 22 cm.
Nº págs.: 26