Este libro ilustrado de Quentin Blake, publicado por Kalandraka, narra la disparatada y divertida historia de Míster Magnolia, al que como le pregunto a mi hija cuando lo contamos, “¿Qué le falta?“. Pues para los que no lo sepáis aún, “le falta una bota“.

Míster Magnolia es un clásico del autor británico, publicado originalmente en el año 1980. Además de divertir a los niños les ayuda a aprender a contar del uno al diez, a través de las peripecias de este loco personaje. Este tipo de cuentos que son tan cómicos y divertidos ayuda mucho para fomentar el gusto por la lectura de los peques. De este modo, mediante la risa, van asimilando que los libros no son aburridos. Desde luego, esto no lo es, ni mucho menos.

Mr. Magnolia es un excéntrico señor que ha perdido una bota. A cambio, tiene un montón de cosas divertidas que nos ayudarán a aprender a contar del uno al diez. Llama la atención que las cifras no están expresadas textual sino numéricamente. De esta forma, la lectura del libro puede ayudar a los niños a ir identificando que número es cada uno. A nuestro protagonista le falta una bota, como ya hemos dicho, pero tiene muchas cosas que no son materiales, pero que son muy importantes, y que parecen interesarle mucho más que la bota que perdió.

Mister Magnolia - Quentin Blake

$1.500
Sin stock
Mister Magnolia - Quentin Blake $1.500

Este libro ilustrado de Quentin Blake, publicado por Kalandraka, narra la disparatada y divertida historia de Míster Magnolia, al que como le pregunto a mi hija cuando lo contamos, “¿Qué le falta?“. Pues para los que no lo sepáis aún, “le falta una bota“.

Míster Magnolia es un clásico del autor británico, publicado originalmente en el año 1980. Además de divertir a los niños les ayuda a aprender a contar del uno al diez, a través de las peripecias de este loco personaje. Este tipo de cuentos que son tan cómicos y divertidos ayuda mucho para fomentar el gusto por la lectura de los peques. De este modo, mediante la risa, van asimilando que los libros no son aburridos. Desde luego, esto no lo es, ni mucho menos.

Mr. Magnolia es un excéntrico señor que ha perdido una bota. A cambio, tiene un montón de cosas divertidas que nos ayudarán a aprender a contar del uno al diez. Llama la atención que las cifras no están expresadas textual sino numéricamente. De esta forma, la lectura del libro puede ayudar a los niños a ir identificando que número es cada uno. A nuestro protagonista le falta una bota, como ya hemos dicho, pero tiene muchas cosas que no son materiales, pero que son muy importantes, y que parecen interesarle mucho más que la bota que perdió.